Buscar
  • La Nación

Las 10 obras que compraría Edgardo Giménez


Edgardo Giménez, artista emblemático del Di Tella, recorre arteBA con un changuito de compras imaginario y va eligiendo piezas de arte con las que le gustaría convivir. Como todo en su vida, opta por aquello que le da alegría. Sus carcajadas sonoras retumban después de cada elección. "El verdadero arte es el que no te deja ileso", dice. Ese parece ser el patrón, acorde con la obra siempre lúdica y pop de este para nada acartonado miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes que entre muchos galardones mereció en 1997 el Premio Leonardo a la Trayectoria del Museo Nacional de Bellas Artes.

Ya en la sección joven se inclina por uno de los trajes de Victoria Colmegna -que trabaja en el cruce del rock, la moda, la performance y la instalación-, a US$2000 en Bonita.

En Selvanegra se fascina con dos videos de Jazmín Giordano, artista de Lanús que indaga en cuestiones de género. "Está muy bien hecho. Tiene mucho humor y una gran solidez", dice Giménez, frente a Hotel de France y Sueños 2.0, que rondan los US$2500 cada uno. En la galería tucumana Lateral, hace su última compra: una escultura surrealista del mendocino Andrés Piña, de US$2000, aunque también le gusta su serie de minipinturas de naturalezas muertas, de US$300. El artista posa con sus elegidos, juega, se divierte y saluda a muchos conocidos. "¡Hicimos lindas compras!", remata, satisfecho, con su hipotética inversión de US$1.265.500. Las piezas de arte que eligió son de esas que, para Giménez, hacen bien.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo